Principal

¿Por qué comprar una vivienda en 2016 es más barato que alquilar?

Comprar una vivienda en España, actualmente, sale más barato mes a mes que un alquiler

Un reciente estudio del comparador financiero HelpMyCash.com demuestra que comprar una vivienda en España, actualmente, sale más barato mes a mes que un alquiler. ¿Lo motivos? Principalmente dos: los bajos tipos de interés y el bajo precio de la vivienda. Normalmente, es difícil que ambos parámetros confluyan en un mismo periodo; sin embargo, en este impasse financiero poscrisis, ambos parámetros provocan una situación idónea para aquellas personas que buscan financiación para la compra de una vivienda. El comparador HelpMyCash.com ha elaborado una calculadora gratuita ¿Comprar o alquilar? , que te ayuda a decidir qué opción te conviene más, según tu situación.

Hipoteca de 450 euros vs. alquiler de 700 euros

Según datos del Ministerio de Fomento, respecto al primer trimestre de 2016, el precio medio del m2 de la vivienda en España es de 1.492 euros. En función de estas cifras, un inmueble de 100 m2 está en venta en el mercado por un importe de 149.240 euros, pero ¿a cuánto ascendería la cuota de una hipoteca media para esta vivienda?

Teniendo en cuenta que los bancos financian como máximo el 80% del valor de compraventa, que el interés medio de las nuevas hipotecas según el BdE es del 2,09%, y que el plazo más largo que facilitan la mayoría de los bancos es de 30 años, la cuota de un préstamo hipotecario así rondaría los 446,69 euros.

Sin embargo, en el mercado nacional, una vivienda de 100 m2 tendría una cuota de alquiler mensual de unos 713 euros, si tenemos en cuenta que el precio del m2 del alquiler en España es de 7,13 euros, según el portal inmobiliario Fotocasa.

Cuota mensual nacional
()
En definitiva, según el estudio de HelpMyCash.com, un alquiler medio en nuestro país genera unas cuotas mensuales 244 euros más caras que una compra mediante financiación hipotecaria.

Sin embargo, si compramos la misma vivienda del ejemplo anterior con la Hipoteca Santander, la cuota hipotecaría sería aún más baja, ya que el Santander ofrece un interés fijo del 1,75% los dos primeros años y de euríbor + 0,99% a partir del tercer año, por lo que en este ejemplo, resultaría una cuota de 426 euros los primeros dos años y de 386 euros después, una diferencia respecto al alquiler de hasta 327 euros menos.

En Barcelona la diferencia asciende a 522 euros y en Madrid, a 370 euros

En Barcelona, el precio del m2 es de 2.594,5 euros, por lo que una vivienda de 100 m2 alcanza un valor de venta de 259.450 euros. De esta forma, una hipoteca que financie el 80% de estos 259.450 euros, con un interés medio del 2,09 % y un plazo de 30 años reportaría unas cuotas mensuales de 776,56 euros.

En términos de alquiler, en la Ciudad Condal el precio del m2 es de 12,99 euros y una vivienda de 100 m2 tiene una cuota de alquiler mensual medio de 1.299 euros. Por lo que, comprar como alternativa a alquilar puede genera una ahorro mensual de 522,44 euros.

En la capital las diferencias no son tan grandes como en la ciudad catalana pero aun así son significativas. El m2 tiene un valor 2.533,6 euros, por lo que para una vivienda de 100 m2 el importe es de 253.360 euros. De modo que, una hipoteca con las mismas condiciones que en el ejemplo de Barcelona reportaría una cuota de 758,33 euros. Mientras una vivienda de 100 m2 tiene una cuota de alquiler mensual medio de 1.128 euros. De esta forma, comprando la vivienda ahorramos 370 euros al mes.

()Bcn:Madrid

Comprar es una gran oportunidad en 2016, pero no todo el mundo puede permitírselo

Sin lugar a dudas, el mercado financiero ofrecerá pocos periodos tan interesantes como el actual para comprar una vivienda a través de una hipoteca. Sin embargo, el acceso a la financiación hipotecaria no es tan fácil. Tras la crisis económica, la banca ha aumentado los requisitos necesarios para conceder financiación. Los bancos exigen a los clientes las siguientes condiciones:

Disponer de un alto nivel de ahorros. Aproximadamente aportar el 35% del valor de compraventa de la vivienda. La banca solo financia el 80% del inmueble, por lo que el 20% restante, más los gastos de apertura deben de abonarse en mano.

Gozar de un puesto de trabajo fijo y con ingresos elevados. Tener empleo, con antigüedad y con unos ingresos elevados, es una garantía que el banco exigirá a los consumidores a la hora de conceder el crédito. Normalmente, las entidades piden nóminas de 2.000 euros entre todos los titulares de la hipoteca.

No tener deudas pendientes. Será imposible firmar una hipoteca si figuramos en algún fichero de morosos como ASNEF o RAI. El banco necesita plenas garantías de pago, por lo que tener deudas aleja al usuario de cualquier opción de recibir financiación.